07
Abr

Vía Crucis de Postal. El Adelantado de segovia

 

 

08-1chas(629)El Cristo de la Buena Muerte fue portado en andas por los fieles durante todo el recorrido. / Juan Martín

Un año más la huerta de los Padres Carmelitas se quedó pequeña para acoger a los numerosos devotos que quisieron participar en el Vía Crucis Penitencial que se desarrolla por uno de los parajes más emblemáticos de la ciudad y que ofrece espléndidas panorámicas, ideales para contemplar en el silencio que acompaña a estos actos.
Al recorrido con el Cristo de la Buena Muerte (de autor anónimo, s. XVII) por la huerta de los Padres Carmelitas y que organiza la Junta de Cofradías, hermandades y feligresías de la Semana Santa de Segovia, se sumó el obispo de la Diócesis, César Franco; y el responsable de las Obras Pontificias, Anastasio Gil.
Acompañados por velas, los cientos de fieles realizaron el Vía Crucis convirtiendo la procesión en un reguero de pequeñas candelas que iluminan el trayecto a medida que caía la tarde. La oración y la devoción llenaron de ambiente sacro los los riscos de la Huerta de los Padres Carmelitas donde rezó San Juan de la Cruz.
Alfinalizar el acto devocional, el silencio de la oración se vió quebrado por el recio redoble de los tambores de las bandas de las cofradías segovianas, que en la explanada de la Alameda de la Fuencisla interpretaron un año más el “Silencio del Tambor”, que puso un emotivo final.
También ayer miércoles por la noche se desarrolló el Vía Crucis con la imagen del Santo Cristo de la Paciencia portado en andas por los 16 penitentes de la Feligresía del barrio de San Andrés. Una vez acabado el recorrido se realizó el canto del Miserere a cargo de la Coral segoviana Congregamini et Psalite.

noticia al completo. http://eladelantado.com/noticia/local/211194/via_crucis_de_postal.