11
Dic

Semana Santa Teresiana en Segovia. Autor Javier García Núñez

SEMANA SANTA TERESIANA EN SEGOVIA

Estamos celebrando el Año Jubilar Teresiano, como consecuencia del Quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Esta efeméride es buena ocasión para volver nuestra mirada a la Santa Castellana por excelencia, especialmente en los lugares donde todavía podemos encontrar las huellas de su presencia, como sucede en nuestra ciudad de Segovia. Efectivamente, el 28 de marzo de 2015 se cumplirán 500 años desde su nacimiento y, según el programa difundido en Segovia por la comisión organizadora de dichos actos, la semana central del Año Jubilar será la del 21 al 28 de marzo. Pero resulta que si atendemos al calendario,  el 28 de marzo es sábado, víspera del Domingo de Ramos, pórtico inmediato por tanto de las celebraciones de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. La Semana Santa de 2015 es por consiguiente, una Semana Santa Teresiana.

Aunque no soy experto en Teresa de Ávila, es casi un lugar común afirmar la intensa devoción que sintió por Cristo en los misterios de su Pasión, de lo que dejó constancia en numerosas de sus obras. En el Libro de su Vida dice que comenzaba la oración diaria meditando en un misterio de la Pasión, y esas pequeñas meditaciones, dispersas por sus obras, podemos tomarlas como fogonazos destinados a despertar nuestra conciencia cofrade, quizá algo adormecida. Al leerlas aquí en Segovia, nos evocan inevitablemente nuestros pasos procesionales:

“Si estáis con sufrimientos o triste, miradle camino del huerto, donde
Cristo sintió tristeza y angustia. ¡Qué aflicción tan grande llevaba en su alma!, pues siendo la misma paciencia, la manifiesta y se queja de ella” [La Oración en el Huerto o Jesús en el Huerto de los Olivos]

“Mírenle  cargado con la cruz, que ni siquiera respirar le dejaban. Y les mirará El con unos ojos tan hermosos y piadosos, llenos de lágrimas, y olvidará sus dolores para consolar los nuestros” [Jesús con la Cruz a cuestas]

Ambas de Camino de Perfección; cito otra del Libro de su Vida:

“Me sucedió que, estando un día en el oratorio, vi una imagen que se había buscado para una fiesta que se hacía en casa, y la habían traído para guardarla allí. Era de  Cristo  muy llagado, y tan devota, que cuando la miré, toda me turbé de verle tal, porque representaba muy bien lo que sufrió por nosotros”. [La Flagelación]

Pero lo que fue una constante para Teresa como motivo de meditación fue la Cruz; así en el mismo Libro de su Vida dice: “Cuando iba a la oración y Le miraba en la Cruz, tan pobre y desnudo, no podía soportar ser rica y le rogaba con lágrimas que me hiciera pobre como Él”.  Muy famosa es, finalmente, la invocación que hace en Las Moradas: “Poned los ojos en el Crucificado, y todo se les hará poco” [Valdría para ello cualquiera de nuestros Crucificados, el de Marinas, por ejemplo]

Pues bien, la misma Teresa que así desgrana sus meditaciones sobre la Pasión es la que estuvo en nuestra Segovia, fundando el Convento de San José, ante el que discurren al menos dos procesiones de nuestra Semana Santa; sabemos que vino acompañada por San Juan de la Cruz, cuya sola mención, en el contexto que estamos tratando, nos evoca el Vía Crucis que la Segovia cofrade celebra todos los miércoles santos en la Huerta que se vio santificada por su presencia. Sí, la Semana Santa segoviana de 2015 puede ser también Semana Teresiana.

Es buen momento pues para que nuestra Junta de Cofradías y la Comisión organizadora en Segovia del Año Teresiano coordinen esfuerzos y busquen, si no lo han hecho ya, la forma de vincular ambas manifestaciones. Puntos de conexión no faltan, como hemos visto; voluntad de unos y otros entiendo que tampoco, y colaboraciones siempre surgirían. Es una ocasión que no podemos perder: Solo Dios basta, diría la Santa.

 

Javier García Núñez

Noviembre 2014

Descargar artículo completo  SEMANA SANTA TERESIANA EN SEGOVIA (1)