19
Mar

Preludio con fervor y lluvia (El Adelantado de Segovia 19-III-2016)

Las precipitaciones intermitentes a lo largo de la tarde no restaron brillantez a los primeros actos devocionales multitudinarios de las cofradías segovianas.

06-4chas(3).JPG
Los cofrades de San Marcos llevaron a cabo el tradicional besapié. / Juan Martín
 

La jornada del Viernes de Dolores dejó claro a las cofradías segovianas que la Semana Santa de 2016 volverá a tener el tiempo como protagonista. Las previsiones meteorológicas se cumplieron y en la tarde de ayer la lluvia hizo acto de presencia para restar público, que no brillantez, a los primeros actos devocionales que ayer se sucedieron en distintos puntos de la capital. En San José, un año más el barrio salió a la calle para participar masivamente en el Via Crucis en el que la Cofradía de La Piedad y la feligresía de la parroquia escenifica la Pasión de Cristo en los momentos más emotivos y profundos del relato evangélico.
Aunque el agua también hizo acto de presencia, la emoción de la interpretación de episodios como la última cena, la oración en el huerto o la crucifixión llenaron de fervor el barrio en lo que suele ser el preludio de los actos del Triduo Pascual en la cofradía de San José.
Donde el tiempo si consiguió hacer mella fue en la ‘Procesión de las Tres Caídas’ de la Cofradía de San Marcos, que finalmente no pudo completarse con arreglo al recorrido establecido por la Alameda del Parral ante la fina pero incesante lluvia que no dejó de caer durante la tarde. Por ello, los cofrades realizaron la oración frente a la iglesia de San Marcos y completaron el besapié al Santo Cristo, con la música de tambores y dulzainas de la banda titular de la cofradía.
Tras algunos minutos de dudas, la procesión con María Santísima de las Angustias de la cofradía de Exalumnos Maristas Ademar salió por las calles del centro histórico desde la iglesia del Corpus Christi para completar la oración del ‘Via Matris’ cuyas estaciones recuerdan el sufrimiento de la Virgen María. Centenares de personas siguieron el trayecto de la procesión, donde la imagen, portada a banzo por los cargadores de la cofradía fue trasladada hasta la sede del Colegio Marista en medio de un impresionante silencio sólo roto por las cornetas y tambores.
La Hermandad de la Soledad Dolorosa de Santa Eulalia llevó a cabo ayer la primera ‘levantá’ del Santo Cristo de la Esperanza en el interior del templo parroquial a cargo de los cargadores de la hermandad como inicio de las actividades de la Semana de Pasión. En el acto, la historiadora del arte Mercedes Sanz de Andrés recibió el título de ‘Capataz de honor’ de la hermandad.
El acto más destacado del programa de la Junta de Cofradías previsto para hoy será la Procesión del Cristo de la Buena Muerte, dedicada al Año Jubilar de la Misericordia, que arrancará a las 19.45 horas desde el Convento de San José de las Madres Carmelitas.