25
Mar

El Vía Crucis de los Maristas abarrota el trayecto entre extramuros y la Plaza Mayor de Segovia (norte de Castilla 25-III-2016)

  • A la luz de hogueras y antorchas se traslada el paso de ‘Jesús con la Cruz a cuestas’ y de ‘María Santísima de las Angustias’El Vía Crucis de los Maristas abarrota el trayecto entre extramuros y la Plaza Mayor de Segovia

  • Una de las citas imprescindibles en la Semana Santa de Segovia es el Vía Crucis de los antiguos alumnos del colegio Maristas. A la luz de hogueras y antorchas, éstos trasladan el paso de ‘Jesús con la Cruz a cuestas’ y de ‘María Santísima de las Angustias’ desde extramuros hasta la Plaza Mayor de Segovia en una de las procesiones más seguidas por los segovianos.

    Arranca a las ocho y media de la tarde desde los Altos de la Piedad, que es el punto elegido también cada año para desplegar los fuegos artificiales durante las fiestas de la ciudad que se celebran durante el mes de junio. En esta ocasión la noche se apaga y las únicas luces que se aprecian desde el colegio Maristas son las de las antorchas y las de los focos que iluminan a lo lejos la Catedral y el resto del recinto amurallado de Segovia, en una verdadera evocación del camino hacia el calvario que Cristo tuvo que afrontar con la cruz sobre sus hombros.

    Decenas de personas volvieron a seguir hoy el Vía Crucis de los antiguos alumnos de Maristas, que esta vez -al contrario que otros años- no tuvo que permanecer pendiente de la lluvia. El cielo de Segovia estuvo despejado de nubes durante todo el día y cofrades y turistas disfrutaron de un día inmejorable para el disfrute de las procesiones y del patrimonio histórico de la ciudad.

    La compañía de teatro Nao d’ Amores que dirige la segoviana Ana Zamora cumplió con la tradición reciente de recitar estrofas al paso de ‘Jesús con la cruz a cuestas’ y de ‘María Santísima de las Angustias’ por el Arco del Socorro, uno de los puntos emblemáticos de la procesión -ya en el recinto amurallado de Segovia- debido a las dificultades a las que hacen frente los cofrades de los Maristas por las estrecheces del recorrido, informa Ical.

    Estas obligan a los portadores de los Maristas, que beben esta devoción desde la más tierna infancia, a extremar su pericia para que las imágenes no sufran daños en este punto, y al mismo tiempo constituyen el principal reclamo tanto para fieles como visitantes, que se congregan mayoritariamente en este Arco del Socorro para seguir esta procesión característica del Jueves Santo de Segovia.

    En ella también destaca la parada obligada para la ofrenda penitencial en el convento de las Siervas de María, donde suenan con mayor estruendo si cabe los tambores y las dulzainas que integran la banda. Ya al filo de la medianoche, los pasos de Jesús y de María alcanzan la Plaza Mayor. El primero descansa durante esta noche en la Catedral de Segovia, mientras que el Cristo es custodiado en la cercana iglesia de San Miguel.

    Ayer ya realizó el recorrido hasta la Catedral de Segovia la Feligresía de San Andrés, y a lo largo de la tarde de hoy también lo hicieron las cofradías de los barrios de Nueva Segovia, San Millán, Cristo del Mercado, San José, Santa Eulalia, San Lorenzo y El Salvador. Mañana será el turno del Santo Cristo de San Marcos y del Cristo de los Gascones, antes de que todas las cofradías de Segovia capital protagonicen la multitudinaria Procesión de los Pasos.