20
Mar

El silencio de la misericordia (El Adelantado de Segovia 20-III-2016

Las cofradías segovianas se suman al Año Jubilar de la Misericordia con una emotiva procesión que recorrió el corazón de la ciudad

10-3marcelo(7).JPG
El recorrido de la procesión del Sábado de Pasión ofreció momentos de sobria belleza que entronca con la tradición castellana de la Semana Santa, que invitan al recogimiento y la reflexión. FOTOS: M.G
 

El sobrio sonido de la carraca marcaba ayer el ‘tempo’ de la procesión del Sábado de Pasión, que tras iniciar el pasado año el camino en el marco de las actividades de la Semana Santa segoviana, mostró ayer su vocación de permanencia ofreciendo a cofrades, feligreses y ciudadanos momentos de gran belleza y de intenso fervor popular. Si el pasado año la procesión comenzaba a andar evocando el quinto centenario de la muerte de Santa Teresa de Jesús, este año la Junta de Cofradías decidió mantener este acto devocional dotándole de contenido para sumarse al Año Jubilar de la Misericordia convocado por el Papa Francisco.
El cortejo procesional arrancaba desde el convento de San José de las Carmelitas tras la lectura de un episodio del Evangelio por parte de la comunidad de religiosas. La imagen del Santo Cristo de la Buena Muerte era portada en andas por cuatro cofrades vestidos con hábitos, acompañados por una representación de jóvenes de varias cofradías de la capital. La banda de tambores del Santo Cristo de San Marcos ponía el rítmico acompañamiento de la procesión, que a lo largo de su recorrido fue desgranando las obras de misericordia corporales con referencias a la actualidad. Dar de comer al hambriento, posada al peregrino, cuidar al enfermo, consejo al que yerra, perdonar las ofensas,… sirvieron para la meditación a lo largo de la procesión que se detuvo en lugares tan emblemáticos como el arco de La Claustra, el Alcázar, la roca de San Juan de La Cruz o el Arco de Santiago. Al llegar a la iglesia de San Marcos, la procesión quiso tener un recuerdo para la cofradía titular de la parroquia, que este año conmemora el 50 aniversario de su participación en la Semana Santa segoviana.
La procesión concluyó en el convento de los Padres Carmelitas, donde la imagen del Santo Cristo de la Buena Muerte quedará custodiada en la iglesia conventual hasta su participación en el via crucis penitencial del Miércoles Santo, que recorrerá el huerto del convento en los lugares por los que vivió y creó el santo y poeta místico Juan de la Cruz.