19
Mar

El barrio de San José reescribe la Pasión (El Norte De Castilla 19-III-201

Cerca de 150 personas participan en el vía crucis viviente por las calles
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ | SEGOVIA

 

Sa jose

Los soldados romanos llevan a Jesús ante Pilatos en una de las estaciones del vía crucis escenificado en San José. / Antonio Tanarro

Los vecinos del barrio de San José mantienen desde hace 18 años una buena costumbre, convertir sus calles, plazas y jardines (y los del barrio de Comunidad y Tierra y de El Palo) en lugares de Jerusalén. Solo durante unas horas y cada Viernes de Dolores, pero con dedicación y tras preparar con esmero durante meses la escenificación de la Pasión de Cristo, los episodios que forman las estaciones del vía crucis en los que se implican los miembros de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y los feligreses de la parroquia de San José Obrero.

Es la Pasión según San José. En la representación popular de los últimos días de Cristo hasta su crucifixión participan alrededor de 150 personas y los cincuenta actores son gente del barrio que sigue paso a paso el guión desde la salida de la iglesia parroquial. Y ayer no les arredró la lluvia, intermitente, suave a ratos y a ratos inclemente, ni la tarde fresca y algo ventosa de estos últimos días del invierno.

Con lluvia y sin ella, cofrades, fieles y actores realizaron todas las actuaciones previstas y el recorrido habitual, con la Última Cena en la plaza, la Oración en el Huerto en el jardín del Parque Infantil de Tráfico, Jesús ante Pilatos en la calle (todavía) Hermanos Larrucea,; luego, durante la flagelación, comenzó a chispear, primero, y después a llover y el agua provocó la marcha de una parte del público para refugiarse.
Al cierre de esta edición el vía crucis seguía su curso, aunque no habían finalizado el recorrido y las escenas previstas en la carretera de Valdevilla (la Tercera Caída y el encuentro con la Madre), tras pasar por el barrio de los Sexmos, y en los altos de El Palo (el monte del Gólgota) la Crucifixión y el descendimiento para después hacer el recorrido a la inversa y regresar a la iglesia de San José.

Este solemne vía crucis viviente estuvo acompañado por la banda de cornetas y tambores La Piedad y reunió de nuevo a un público numeroso, cientos de personas de los tres barrios y de toda la ciudad (asistió la alcaldesa, Clara Luquero) que o bien lo siguieron por completo o acudieron a una o varias estaciones, pues es el único acto de la Semana Santa representado.

La Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad es una de las más activas. El martes volverá a salir con la Procesión de la Pasión de Jesucristo por los niños; el miércoles en la de Nuestro Padre Jesús Cautivo, y el Jueves Santo realizará el traslado de las imágenes de ‘María Magdalena junto a Jesús en la Cruz’, ‘Nuestra Señora de la Piedad con su Hijo en brazos’ y ‘El Calvario’ hasta la Catedral, para participar el Viernes Santo en la Procesión de los Pasos.

Leer en el Norte de Castilla