Un encuentro para la esperanza(El Adelantado de Segovia 1-IV-2018)


4_1nerea-el-encuentro

Un encuentro para la esperanza

Centenares de personas presenciaron la procesión que pone fin a la Semana Santa segoviana, donde esta vez el tiempo ayudó a poner un brillante colofón a las actividades organizadas por las cofradías de la capital.

La herida abierta en las cofradías por la suspensión de la Procesión de los Pasos fue curada gracias a la acción salvífica de la ‘Procesión del Encuentro’,  que ofreció un brillante y emotivo recorrido procesional en el que las imágenes de Cristo y la Virgen escenifican el encuentro en el Domingo de Resurrección; la fiesta más importante para la Iglesia.

Esta vez si, el tiempo se convirtió en un excelente aliado para aportar luz y colorido a la procesión, ofreciendo una magnífica mañana primaveral que animó a centenares de personas a seguir la llegada de las imágenes de Cristo Resucitado y Nuestra Señora del Rocío.

La imponente talla en madera policromada del ‘resucitado’, de autor anónimo y datada en el siglo XVI partía a las once de la mañana desde la catedral para realizar un recorrido en el que estuvo escoltada por un piquete de agentes de la comandancia de la Guardia Civil de Segovia. Delante de la imagen, los estandartes de las cofradías segovianas abrían el cortejo procesional, y la banda de cornetas y tambores ‘El cirineo’ de la Feligresía de San Andrés ponía el contrapunto musical al trayecto.

Una hora antes, en la iglesia de San Sebastián, los costaleros de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío sacaban a la imagen de su venerada virgen para emprender el camino del encuentro con su hijo. El esfuerzo de los costaleros y la dirección del capataz ofreció durante el traslado momentos cargados de emotividad en las sucesivas ‘levantás’ que la hermandad dedicó a distintas causas e intenciones, y donde no faltó la interpretación de una ‘saeta’  minutos antes de la entrada de la imagen en la Plaza Mayor.  La imagen de la virgen estuvo acompañada por una representación del Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados número 2, encabezada por el coronel jefe del centro Luis Segura Rius, que ostenta el título de Hermano Mayor . Las marchas procesionales  interpretadas por  la Unión Musical Segoviana  añadieron brillantez al paso de la virgen por las calles del centro histórico de la capital.

Quince minutos antes del mediodía y frente a  la catedral, las dos imágenes escenificaban el encuentro  con una peculiar coreografía en la que la imagen del Cristo realiza una  danza ante la virgen, que este año no llegó a banzo por cargadores, sino en una carroza empujada desde su interior. La danza dio paso a las tres reverencias de la Madre de Dios ante su hijo resucitado, en un ejercicio de pericia por parte de los costaleros que inclinaron la imagen en medio de una salva de aplausos por parte del público que llenaba la Plaza Mayor.  La alcaldesa de Segovia,  Clara Luquero, fue invitada por la hermandad a realizar la penúltima ‘levantá’ antes de entrar  al templo, que la regidora ofreció por los jóvenes segovianos que tienen que salir fuera de la capital a buscar oportunidades de empleo.

Después, ambas imágenes entraban por separado en la Catedral, donde el obispo de Segovia  César Franco y el Cabildo Catedral las recibió minutos antes de comenzar la misa solemne de Pascua que tuvo lugar en el altar mayor de la seo segoviana.

En la homilía, el prelado segoviano invitó a los católicos de la provincia a ser “los transmisores de la alegría de la Resurrección en el mundo”, y aseguró que la Semana Santa  “pone de manifiesto que Dios ha entrado en la historia de los hombres bajo la forma de la compasión”. “Cristo vive en los que sufren compartiendo su dolor, y en los que le niegan, porque todo hombre está llamado a la salvación”, aseguró  el obispo, que precisó que  la Pascua pone de manifiesto que “Dios ha actuado de modo definitivo , y a pesar de que la muerte sigue sembrando incertidumbre, tristeza y desesperanza,  nosotros los cristianos somos garantes de que Cristo ha vencido a la muerte”.