Saluda Presidente


vitor-kCFH-U5010531385392D-624x385@El NorteTras la Cuaresma y casi al mismo tiempo que la primavera, llega la Semana Santa en la que los cristianos celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. La resurrección de Cristo es el triunfo de la vida sobre la muerte, algo que queda muy bien reflejado en esa primavera en la que vuelven a brotar las hojas de los árboles, los animales dejan su estado de hibernación y las plantas florecen aportando un colorido que realza la belleza de nuestra ciudad.

 Segovia es una ciudad que ofrece un marco incomparable para la celebración de la Semana Santa. Un marco que se hace físico con el paso de las imágenes bajo los arcos del Acueducto, las puertas de la muralla y de las Canonjías; pero también un lienzo que nos deja paisajes impresionantes como la panorámica de la ciudad desde la huerta de los Carmelitas en el Vía Crucis del Miércoles Santo o la contemplación del Alcázar desde el barrio de San Marcos.

Mas lo realmente importante de toda esta celebración es ese motor que lleva a los cristianos a realizar altruistamente tal despliegue de medios: la devoción y la fe. La fe en Cristo, que dio la vida por nosotros, soportando un verdadero calvario para conceder la salvación y la libertad a la humanidad.

Uno de los principales acontecimientos de la Semana Santa, en el transcurso de la Última Cena, es cuando Cristo nos da el mandamiento nuevo, conocido como mandamiento del amor. Un amor al prójimo que nos debe guiar siempre, no sólo en Semana Santa, y que queda muy bien reflejado cada año en los prolegómenos de la Procesión de los Pasos, donde cada año es habitual que surjan pequeños problemas de última hora y ver a las distintas cofradías ayudarse entre ellas para solucionarlos. E

se es el camino que debemos seguir los cristianos, extensible a toda la población, la cooperación y solidaridad que nos permite avanzar hacia el futuro que nos dio Cristo a través de la Resurrección.


Víctor García Rubio

PRESIDENTE DE LA JUNTA DE COFRADÍAS, HERMANDADES
Y FELIGRESÍAS DE LA SEMANA SANTA DE SEGOVIA