Real Cofradía de la Santa y Venerable Esclavitud y del Santo Entierro del Cristo de los Gascones


Datos

NOMBRE: Real Cofradía de la Santa y Venerable Esclavitud y del Santo Entierro del Cristo de los Gascones
AÑO DE FUNDACIÓN: 1647
IMAGEN O GRUPO TITULAR: Cristo de los Gascones
AUTOR DE LA IMAGEN O GRUPO: Anónimo
AÑO DE REALIZACIÓN: Siglo XI-XII
COLORES DE LA COFRADÍA: Túnica negra, esclavina y caperuza negro y capa de terciopelo de color rojo carmesí. Sobre el pecho un medallón con el escudo de la Cofradía con una “S”, de Santa, y entrelazado un clavo, todo ello bajo la corona real y sobre fondo rojo sangre.
También porta la Cofradía dos réplicas del estandarte real, que ser encuentra en la sacristia de la Catedral. Está formado por una bandera con un aspa de color morado; tres verónicas con la Santa Faz y estandarte de la Cofradía.

PRESIDENTE: Manuel Montañés Martín
DÍAS QUE PROCESIONA: Jueves Santo (vía Crucis por las calles del barrio a las 22:00 horas), Viernes Santo mañana (procesión hasta la S. I. Catedral) y tarde (Procesión de los Pasos)
Nº DE COFRADES: 500
ACOMPAÑAMIENTO: Ilustre colegio de abogados de Segovia (Curia Segoviana), Real Cofradía de la Santa y Venerable esclavitud del Santo Entierro del Cristo de los Gascones con la banda de cornetas y tambores
COMENTARIO:
Imagen.- “Cristo de los Gascones”
Santo Cristo tallado en madera con los brazos articulados, recostado en el interior de una urna de madera y cristal. Su origen transcurre paralelamente a la Historia General de España, a partir de los años 1090 y 1100. La primera referencia de la salida del Cristo de los Gascones en procesión data del año 1628, constituyéndose posteriormente la Cofradía en el año 1647. Recibe culto en la iglesia de San Justo y Pastor, perteneciente a la Parroquia de El Salvador.

Historia

La imagen es una talla románica del siglo XI de autor desconocido, el Cristo de la faz trigueña y alargada, frente espaciosa y cejas arqueadas debajo de las cuales se han cerrado unos ojos con infinita tristeza; de nariz afilada y aguileña, de labios entreabiertos, de barba nazarena y abundante cabellera; tiene el cuerpo pálido de una talla completa, de 1,82 metros de larga, azotes inhumanos dejaron en él sus huellas amoratadas; y el estertor de la agonía levantó aquél pecho; una herida ancha y profunda de unos cuatro dedos, abre el costado.

La imagen es hermosa, dulce, sosegada y serena la expresión de la faz; con la anatomía propia del crucificado y colgado de la cruz; las piernas flexionadas, los pies separados. Tiene la imagen los brazos y antebrazos articulados para permitir la operación del Descendimiento. Es una de las más expresivas del dolor del Crucificado y muy bella.

Al propio tiempo se centra en esta imagen el culto del Santo Entierro o Sepulcro del Señor, que había traído a Segovia la Orden Benedictina, y el Cristo de los Gascones es por antonomasia el Cristo del Sepulcro o Cristo del Santo Monumento.

El “Cristo de los Gascones” es, sin duda, el más preciado del Viernes Santo segoviano, es la principal imagen de Segovia y San Justo se convierte en el Santuario de la Ciudad y lugar depositario de las tradiciones fundamentales de Segovia.

El modelo iconográfico de Cristo Yacente se extiende por nuestro país a partir del siglo XII pero tiene referentes altos medievales fuera de España en relación con ceremonias litúrgicas de Semana Santa que a su vez están imbricadas en los orígenes mismos del teatro medieval. Sabemos que durante la época Carolingia tenían lugar en un conjunto de edificaciones que simbolizan la Pasión de Cristo. La ceremonia fundamental entre todas ella la que recordaba su entierro y posterior resurrección. Los días viernes y sábados Santos se celebra el rito conocido como Depósito-Elevatio.Visitario, que consistía en la ocultación o entierro simbólico de ostias que sobraban de la comunión del viernes, acompañadas de una imagen de Cristo Yacente, era de Depósito.

La noche anterior al domingo de Pascual tenía lugar la Elevatio; se tomaba lo que se había ocultado a los ojos de los fieles y se devolvía al altar mayor, en plena noche. Por último, en la Pascual tenía lugar la Visitario, que reunía todos los elementos de una representación sacra: en torno a un sepulcro vació las Marías recibían del Ángel el anuncio de la Resurrección de Cristo. Este tipo de ritual, recogido en el Liber Ordinarius de Essen, fue capaz de generar espacios arquitectónicos propios como algunas iglesias votivas de plan central (seguramente la Vera Cruz Segoviana)

Con bastante posibilidad la imagen del Cristo de los Gascones fue utilizada en ceremonias como las que se acaba de describir, si no se talló específicamente para ello.

La articulación de los hombros y brazos permitía desclavarlos y descenderlo de la cruz, depositarlo en un sepulcro que se mostraría vacío como prueba irrefutable de la Redención.

Como otras imágenes medievales similares se dispone tumbado en un lecho, con los brazos doblados sobre los hombros. Realizado en madera policromada y completamente exento, su forma y tratamiento responden a los modelos de crucificados contemporáneos.

Historia Completa

Enlace a la web de la Cofradía: cofradiacristodelosgascones.es

Fotografías

 

Vídeos

Por el momento no hay vídeos.