El presidente de los cofrades cree que hay base para el título internacional de la Semana Santa (El Norte De Castilla 17-IV-2017)


  • Miguel Hernández echa en falta alguna procesión el Sábado Santo por la tarde, un día que está «vacío»

  • No se presentará a la reeleción como responsable de la Junta de Cofradías y Hermandades.

  • Judiada final de la Semana Santa de las cofradías de Segovia en el Paseo del Salón.
  • Judiada final de la Semana Santa de las cofradías de Segovia en el Paseo del Salón. / Antonio de Torre

  • En realidad, la primera Semana Santa de Segovia con la declaración en vigor de Fiesta de Interés Turístico Nacional no ha sido muy diferente de la anterior. Sí hay una diferencia, pero corresponde a factores externos: el buen tiempo ha favorecido la participación y la llegada de turistas a la ciudad, que del jueves al sábado, ambos incluidos, ha estado llena. Así, el presidente de la Junta de Cofradías, Hermandades y Feligresías de Segovia, Miguel Hernández, pone muchos calificativos: «Perfecta, tiempo ideal, Segovia llena, cofradías participativas, Domingo de Resurrección al completo; el balance es cien por cien positivo». Opina que no puede pedir más porque «la gente cofrade está encantada, y el turismo y la ciudad, también». Aunque el último acto del domingo, la judiada final organizada en el Paseo del Salón para el público en general y sobre todo para las cofradías, no tuviera la asistencia esperada.

  • Mantiene el presidente de los cofrades segovianos que habría que organizar algo para el Sábado Santo, que es un día que queda un poco «vacío», pero Hernández ha visto cumplidos todos los objetivos que se propuso cuando asumió la presidencia de la Junta de Cofradías. Sobre todo el de obtener el distintivo de ‘interés nacional’ que ya ha figurado este año en algunos de los carteles y programas de mano. Las cifras de esta última Semana Santa avalan su gestión en un ámbito como el cofrade, difícil porque son muchas y muy distintas las sensibilidades y los intereses de cada agrupación.

    En resumen, son más de cuatro mil personas desfilando en la Procesión de los Pasos, y eso el Viernes santo, porque desde el Viernes de Dolores son algunas más las personas que se han involucrado de una forma u otra en las actividades de las cofradías, y tres mil quinientos fieles que asistieron al vía crucis en la huerta de los carmelitas el Miércoles Santo y decenas de miles de personas, entre segovianos y turistas, las que han salido a las calles para ver los desfiles y actos religiosos.

  •  
  • Fundamentos sólidos

    Con el objetivo cumplido, Hernández está dispuesto a dejar la presidencia cuando toca, en noviembre, para dedicarse a su Cofradía de la Santa y Venerable Esclavitud y Santo Entierro del Cristo de los Gascones. Ha oído nombres de personas dispuestas a tomar el relevo, pero él no los menciona porque, dice, de momento no hay nada en serio y porque ni tiene preferencia ni ha pensado en un ‘delfín’ que le sustituya y siga sus pasos.

    Sin embargo, el camino para él está a la vista. Una vez conseguido el título nacional cree que hay base suficiente para preparar la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional. Han de pasar cinco años, como mínimo, de modo que la solicitud tendría que esperar a 2022, pero este tiempo sería suficiente para cumplir los requisitos, los impactos en medios de comunicación internacionales, entre otras cosas.

    El resto es la base que ya está muy documentada en el expediente que preparó la Junta de Cofradías en colaboración con el Ayuntamiento y con la ayuda de la Junta de Castilla y León. Cree Hernández que, de todas formas, la próxima directiva debe trabajar para que la Semana Santa de Segovia «se mantenga y para que aumente la capacidad».

    «Por tiempo y por infraestructura» no les ha dado tiempo a preparar algo nuevo este año, aunque Hernández estima que las novedades introducidas en este mandato, como la procesión con el Cristo de la Buena Muerte el Sábado de Dolores, están consolidadas y otras, como el concurso de fotografía, han cobrado mucho auge y reciben inscripciones de fotógrafos toda España.

    La actual directiva de los cofrades ha tenido también «muchos sinsabores», pero el balance general es «muy positivo». A Hernández le basta «con ver la participación y la gente que ha colaborado con nosotros». Pero recalca que en noviembre no optará a ser reelegido, que continuará trabajando por la Semana Santa de Segovia, pero «desde el anonimato de mi cofradía». Alega que todo ha salido «muy bien», pero advierte de que es consecuencia de «mucho trabajo de toda la directiva» y de que ha contado «con un gran equipo». Además de con el respaldo del Ayuntamiento, «en especial de Clara Luquero», dice y con la ayuda dentro de sus posibilidades de la Diputación Provincial.

    Los que sucedan a la actual directiva, dice Hernández, «solo tienen que mantenerlo que tenemos y luego incrementar a mayores lo que se pueda». ¿Qué echa en falta el actual presidente? «El Sábado Santo está vacío. A mí no me importaría meter otra procesión el sábado por la tarde; necesitaríamos autorización del Obispado, pero yo creo que se puede hacer, como en otras ciudades». Le corresponderá proponerlo a la próxima directiva, que saldrá de las elecciones que se celebren en noviembre.

  • Un Concierto de Marchas de Semana Santa cerrará el programa el día 22

    Querían haber hecho la judiada final en la Plaza Mayor, pero los responsables municipales pusieron pegas al ser el Domingo de Resurrección un día de mucha afluencia turística. La comida de hermandad se trasladó al Paseo del Salón, donde los miembros de la Asociación de Cocineros prepararon 500 raciones desde las 9:00. Pero quizá faltó difusión de la convocatoria. Asistieron menos de cien personas, casi todas integrantes de las directivas de las cofradías, así que la recaudación prevista de dos euros por cada ración será escasa. Con todo, el fin solidario que buscaba la Junta de Cofradías se cumplirá: las raciones sobrantes serán para asociaciones benéficas como los Hermanos de la Cruz Blanca.

    Quizá ha sido el único fallo (por la falta de asistencia) en el conjunto de las actividades programadas. Queda la última, que es otra novedad, el Concierto de Marchas de Semana Santa del próximo sábado, 22 de abril, a las siete y media de la tarde en la iglesia del Seminario, con entrada libre. Miguel Hernández tiene ilusión por este concierto que ofrecerá la Banda de Música Fuente el Saz, de Madrid. Será el cierre oficial de la Semana Santa, inédito como la apertura de la puerta de San Frutos por los presidentes de las cofradías para iniciar la Procesión de los Pasos. Una ocasión más para certificar, que esta Semana Santa ha sido «cien por cien positiva».

Leer en El Norte de Castilla