De blanco y púrpura con La Flagelación del Señor (El Norte de Castilla 30-III-2018)


 La cofradía de La Resurrección sale en procesión por las calles de Segovia desde el año 1988, en que fue fundada
El paso La Flagelación del Señor, de Nueva Segovia. /Antonio Tanarro
El paso La Flagelación del Señor, de Nueva Segovia. / ANTONIO TANARRO

Son los más madrugadores y los primeros en llegar a la Catedral. Los cofrades de La Resurrección, vestidos de blanco y púrpura, desfilaron con el paso de La Flagelación del Señor seguidos de un numeroso cortejo de fieles del propio barrio. Salieron de la parroquia, enfilaron las avenidas de Vicente Aleixandre y Gerardo Diego, y a través de la avenida de la Constitución y de las calles de Blanca de Silos, San Francisco y Calle Real, alcanzaron la Plaza Mayor. El paso, La Flagelación del Señor, representa la flagelación de Jesucristo en las horas previas a su crucifixión. La talla es de principios del siglo XX, obra de José Quixal. El blanco y el púrpura son los colores de la cofradía. También fue adquirida esta talla en 1907 por orden del entonces obispo de Segovia, Julián Miranda i Bistuer. En un principio, acompañaba este paso el gremio de albañiles, carpinteros, pintores y canteros. Desde 1988 sale en procesión con la cofradía de la parroquia de La Resurrección y es orgullo de todos sus miembros.

Esta es, pues, una las cofradías más jóvenes de la Semana Santa segoviana. Y una de las más activas. Tienen banda de cornetas y tambores propia y su última aportación es la Marcha Cofrade, iniciativa que ha arraigado mucho entre la població segoviana.

Leer en el Norte